Saltar al contenido.

La muerte tenía un precio

La muerte tenía un precio

“La muerte tenía un precio” (“Per qualche dollaro in più”) es una película de 1965 con producción italohispanoalemana, dirigida por Sergio Leone.

El Manco (Clint Eastwood) y el Coronel Mortimer (Lee van Cleef), son dos cazadores de recompensas que buscan al mismo hombre, El Indio (Gian Maria Volonté) un despiadado asesino y salteador de bancos, que con su banda consigue escapar de la prisión, y deciden aliarse para capturarlo más rápido. El pacto incluye el reparto de la recompensa que obtengan a partes iguales. El Manco es un hombre de fuerza que tiene gran agilidad con el revólver, pero el Coronel, en cambio, prefiere usar la cabeza. El Manco se gana la confianza del Indio liberando a uno de sus bandidos e infiltrándose así en su banda, pero tanto él como Mortimer son descubiertos más tarde, desencadenando un trágico final.

Es la continuación natural de “Por un puñado de dólares”, dirigida por Leone un año antes.

La película se rodó en España: en Hoyo de Manzanares (Madrid), en el desierto de Tabernas (Almería) y en la pedanía de la comarca de Níjar llamada Albaricoques.

La muerte tenía un precio – Tráiler

1 Comentario »

A %d blogueros les gusta esto: