Las cosas claras y el chocolate espeso

Las cosas claras y el chocolate espeso

No tenía pensado hablar del tema del que voy a hacerlo para nada, pero a la vista de ciertas entradas de un bloguero y antiguo amigo que ya me esta cansando, pues no me queda más remedio. Os pongo en antecedentes.

Los que seguís a Antonio y a Junior ya sabréis de sobra que entre ellos hubo un problema, en el que yo ni quiero ni debo entrar, porque no me incumbe. Lo único que quiero aclarar es que en una entrada al respecto en el blog de junior, que no escribió el, yo deje un comentario. No era un comentario ofensivo ni mucho menos, ni defendía a ninguno de los dos especialmente, ya no recuerdo exactamente mi comentario pero era algo así como que ya estaba bien del tema y que dejásemos a los dos resolver lo que tuviesen que resolver, que ninguno eramos santos y que quizá la culpa la tuviesen las dos. Ya digo no lo recuerdo exactamente, pero venía a decir eso.

Pues bien, ese comentario no apareció publicado, así que ni corto ni perezoso le escribí a junior. Pongo la captura, obviando algún comentario anterior que no viene al caso:

Pues todavía estoy esperando contestación, y que una persona a la que consideras amigo pase de ti como de la mierda y no te conteste a una simple pregunta pues quieras que no, como que jode ¿o no?. Y no solo eso, a raíz de lo que habéis leído me bloqueo en todos los sitios (menos mal que al menos lo reconoce), pero yo tranquilo “que no pasa nada” según el.

Lo que más me fastidia es que se harte de decir que “Aviso; Cuando dejáis mensajes, se quedan para aprobar, hasta que el auctor (sic) de la entrada, no lo aprueba no se ve al publico.” ¿Pues sabes qué Junior? que tengo la confirmación de la persona que escribió esa entrada de que quiso aprobar mi comentario pero no le permitía aprobar el comentario y que al poco tiempo había desaparecido. Y si la persona interesada me da su permiso la cito sin ningún problema.

Así que no vengas ahora con excusas ni mierdas, me censuraste tú, vete tu a saber el por qué, te convenía hacerlo. Y sabes otra cosa, yo no modero comentarios a nadie, salvo el primer comentario por aquello del spam, salvo que se insulte directamente. Así que me reafirmo en mi opinión de que eres un pequeño dictador, y manipulador, que solo publica lo que le conviene y cuando le conviene.

Y raíz de todo esto, que sepas también que Antonio, con sus defectos y virtudes como todos, como tú y como yo, te da cien vueltas como persona. El nunca me habló de los problemas que tenía contigo hasta que lo tu lo hiciste y empezaste a publicar esas entradas con afán de protagonismo haciéndote el niño bueno.

Joder, que a gusto me quedé 🙂

Saludos a todos.

21 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.