Historias de la mili (II Parte) – La caidita de Roma

La caidita de Roma

El abuelo cebolleta vuelve a la carga 🙂

En una entrada anterior ya comenté que me había tocado hacer la mili como conductor y que creo que era el que más guardias, refuerzos, maniobras al menos de mi cuartel (eso si no lo dije en aquella entrada lo digo ahora 🙂 ).
En casi todas las ocasiones que tenía guardia o refuerzo era como soldado normal de garita en garita o de plantón en plantón. Sin embargo, algunas veces me tocaba como conductor. Y de esas veces, depende de quién estuviera al mando, podías ir a dormir a la compañía, siempre que te presentarás de nuevo ante el mando antes del toque de diana, o te hacía quedarte allí en el cuerpo de guardia para lo que fuese. Esta anécdota corresponde a una de esas veces en que tuve que quedarme por la noche.

La guardia nocturna estaba transcurriendo normal, como casi todas (de vez en cuando alguno disparaba a conejos por no darle la contraseña o cosas así, los dos primeros cartuchos eran de fogueo, luego la cosa ya se ponía más seria). A no se qué hora, probablemente poco después de media noche, el personaje que estaba al mando recibe una comunicación por interfono en que un centinela de una garita le informaba que le parecía haber visto a un coche internarse en el perímetro militar (el cuartel, aparte del perímetro cerrado, tenia mucho más terreno y se colocaban carteles de que era zona militar y tal pero no estaba todo cercado).

En fin, que sale el tipo de su despacho (siempre tenían la puerta cerrada y la persiana que daba a la parte exterior bajada, yo creo que se pasaban la noche durmiendo porque los turnos de guardia los organizaba el cabo y al mando no se le solía ver el pelo en toda la noche). Le dice al cabo escoge un par de soldados (debían soldados de los que están en “alerta”) y vete a ver qué pasa.

El cabo hace lo que le ordenan y claro alguien tiene que conducir (o sea yo, que estaba durmiendo tan feliz), total que eramos cuatro en el jeep (esa noche por suerte, era un jeep, otras veces te tocaba llevar el camión que tuvieras asignado en “propiedad” y otras veces un REO (también tengo otra aventurilla que contar con ese camión). Nosotros ya suponíamos a lo que íbamos porque ya había pasado más veces. Al acercarnos a la zona que nos habían asignado, pongo las luces de guerra del jeep y lo dejamos a una distancia prudencial.

Utilizando las tácticas de aproximación que nos habían enseñado, básicamente no ponerte delante de su visión por si encendían las luces del coche y caminando muy despacio confundiéndonos sibilinamente con las sombras procurando mirar donde pisábamos para no hacer ruido, nos acercamos dos por cada lado del coche. Nuestras previas suposiciones se vieron confirmadas por los sonidos que salían del interior.

La pareja estaba a sus cosas y ni se enteraron de que estábamos allí hasta que el cabo les toco con la linterna en la ventanilla del coche. Yo solo puedo decir que lo primero que vi en primer plano fue un culo en pompa lleno de pelos y en segundo plano la cara de una moza, una cara entre susto y vergüenza. La verdad es que el susto que llevaron fue grande, no quiero entrar en más detalles.

El cabo les dice que allí no pueden estar por ser zona militar y se tenían que ir. Castamente nos alejamos unos pasos para que se se repusieran y arreglarán un poco (total, eramos chavales como ellos y a nadie le gusta que le pillen en esas situaciones). Repuestos del susto inicial y vestidos un poco más decentemente nos acercamos y, lo siempre, que no se habían dado cuenta de que se habían metido en una zona militar. Adiós, buenas noches y que lo paséis bien. Regresamos al cuartel y ya le toco al cabo dar las explicaciones pertinentes. Yo ahí me desentendí del tema.

Postdata.

Los Inhumanos – Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.