Saltar al contenido.

Ya sabía yo que no era por comer

Ya sabía yo que no era por comer

Ya decía yo que esto mio no era normal, si como lo normal y hago ejercicio ¿cómo es que engordo?. Hasta ahora creía que engordaba de pena… de pena que me daba dejar la comida en el plato. Pero no, no es esa la razón.

Hoy he descubierto el verdadero motivo: dormir mal engorda. Cuando de manera habitual no se duerme lo suficiente o se perturba con frecuencia el ciclo del sueño, el metabolismo del cuerpo humano se altera quema calorías con menos eficiencia y pone a funcionar los mecanismos de acumulación de grasa, lo cual favorece el sobrepeso y la obesidad.

Y resulta que tengo tendencia a dormir mal, blanco y en botella.

► Fuente de la noticia: Malas noticias: dormir mal engorda (destila tufillo a publicidad pagada)

6 Comentarios »

  1. Mañana tengo cita con la nutricionista (ya veré qué se me ocurre en la sala de espera). Según acuse la balanza puedo echar mano de esta explicación científica.

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: